Geo Deportes

Sedentarismo y mala alimentación inciden en chicos de entre 13 y 15 años

sedentarismo1

sedentarismo1

 

El sobrepeso es el principal problema de nutrición de los jóvenes de entre 13 y 15 años, según la segunda Encuesta Mundial de Salud Adolescente. El experto en obesidad y sobrepeso, Pedro Kaufmann analiza el problema y sugiere soluciones

Mientras que el Ministerio de Salud Pública prepara la lista de alimentos “nutritivamente saludables” destinada a los alumnos, docentes, funcionarios y padres de los estudiantes como parte de la nueva disposición de Alimentación Saludable aprobada por el Parlamento, el experto en el tratamiento de sobrepeso y obesidad, Pedro Kaufmann, analizó las razones y posibles modos de enfrentar el exceso de peso de los adolescentes uruguayos.

La mala alimentación y el sedentarismo son causas indiscutibles del exceso de peso a cualquier edad. Sin embargo, la predisposición genética también tiene un rol determinante tanto en el 54% de la población uruguaya con sobrepeso u obesidad, como en el 24% de los niños en estas condiciones.

Tratarse a tiempo.

“Es importante tratar el exceso de peso en adolescentes porque la mayoría de los que no se tratan serán probablemente obesos de adultos”. Esto se explica porque “están en el tercer periodo claramente identificado como etapa crítica para el desarrollo y mantenimiento de obesidad”. Sin embargo, al tratar el exceso de peso de los adolescentes debe considerarse “el crecimiento y desarrollo normal del adolescente y no precipitar alteraciones del comportamiento alimentario”. Los tratamientos “exagerados o mal conducidos” podrían generar trastornos de la alimentación como la anorexia, la bulimia, y los atracones.

Motivación.

“No hay nadie más angustiado que un adolescente por unos kilos de más, en el momento que comienza su relación con el otro sexo, deportes, bailes”, explica el experto.

De hecho, la encuesta reveló que mientras el 18,8% de los estudiantes con sobrepeso no estaban tratando de adelgazar, el 63,2 estaban tratando de perder peso y el 1,9 de ganarlo. En cuanto a los obesos, un 15,7% no estaba tratando de hacer nada al momento de la encuesta, el 77,5% trataba de perder peso y el 1,3% de ganarlo.

“El trauma, la baja estima, la vergüenza y la retracción social del adolescente obeso deben ser la principal motivación para hacerlo adelgazar lentamente controlado por un profesional con experiencia”.

Kaufmann advirtió que además del sobrepeso, la aparición de diabetes tipo 2 y ascensos del colesterol se ven en adolescentes.

“A menudo, crecer sin aumentar de peso debe ser la meta”, sugiere. Y aunque el estudio revele el dato poco auspicioso de que la mayoría de los estudiantes no practica actividad física, el ejercicio resulta la mejor alternativa para mantenerse saludables.

El experto ve con ojos positivos la Ley de Alimentación Saludable que afirma, preconizó en el Congreso panamericano de Obesidad de 1998 en Bogotá. Opina que es excelente que se elabore una lista de alimentos recomendados. Y agrega que si se quiere dar un paso más posiblemente sea una buena idea aumentar los impuestos a alimentos con mucha densidad calórica, mucha grasa y mucha sal y disminuir los de los alimentos con baja densidad calórica, poca grasa, mucha fibra y poca sal.

Predicar con el ejemplo.

El doctor Kaufmann advirtió que los adolescentes suelen comer como sus padres, por eso sugiere “predicar con el ejemplo”.

La influencia que los padres ejercen sobre sus hijos en cuanto a sus hábitos alimentarios fue comprobada en la encuesta. El estudio revela que los estudiantes que comen con sus padres en 4 o más ocasiones a la semana, injieren más frutas, verduras y lácteos que el resto. Pero un estudio del Journal of the American Medical Association titulado `Estrategias para bajar de peso para adolescentes de 14 años luchando por bajar de peso`, va más allá. Muestra que los padres también pueden ayudar a sus hijos fomentando las actividades físicas, el buen dormir y la reducción del estrés.

En este sentido, el estudio reflejó que existe una relación entre el exceso de peso y la obesidad con un menor consumo de vegetales, lácteos y el hábito de desayunar.

El porcentaje de adolescentes con sobrepeso que dijo injerir en tres o más ocasiones al día vegetales fue el 13,8% mientras que quienes no presentan sobrepeso y consumen esos vegetales es el 18,2%.

En cuanto al trato que el profesional de la salud debe brindar a los adolescentes, señaló que “no debe ser irreverente, acusador, provocador ni desdeñoso ni autoritario, sino confiable, respetuoso, firme pero flexible, y explicativo”.

Las cifras

63,2%

de los estudiantes con sobrepeso estaba tratando de perder peso al momento de ser encuestados.

77,5%

de los estudiantes obesos estaba tratando de adelgazar cuando fueron encuestados.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *