Geo Deportes

Periostitis

periostitis

 

 

 

Lesión frecuente en corredores, de esas que podríamos catalogar como inevitables, y que todo corredor padecerá en algún momento de su vida deportiva… de difícil tratamiento,… rebelde,… de esas que nunca te terminas de sacar de encima,…. lesión que vuelve cada tanto y que debemos aprender a convivir con ella

 

.

 

Todo bolasos!!! Nada mas lejos de la realidad!!!

 

 

Si se entrena de forma correcta; con materiales y en superficies adecuados, con cargas y descansos adecuados a la persona y elongando como se debe (cantidad y calidad)…entonces la periostitis nunca debería verse en un corredor. 

 

 

Al igual que la mayoría de las lesiones en deportistas de resistencia, la periostitis es una lesión por sobre-uso; la principal causa es un error en el entrenamiento…error que inicialmente el cuerpo puede hacer frente y compensar, pero que si es mantenido en el tiempo, durante cierto tiempo (mas de 15-20 días) inevitablemente llevará a la lesión, al superar la capacidad de adaptación del organismo.

 

 

El dolor ocurre en la cara interna de la tibia (en las canillas), al principio el dolor se siente al finalizar el entrenamiento y mejora con el paso de las horas en reposo. Mas adelante, en etapas mas avanzadas, el dolor se instala al empezar a trotar y en casos mas avanzado aún el dolor persiste todo el día, incluso en reposo.

 

 

Lo que duele es el periostio; una “telita” que cubre al hueso sobre la cual se insertan varios de los músculos de la pierna y recibe abundantes nervios sensitivos. 

 

 

Los músculos que se insertan allí pueden irritarlo debido a la tracción constante que producen al contraerse durante la corrida…(tironean el periostio a cada paso)….alguien habituado a correr todos los días hace que su periostio se “fortalezca” (por decirlo de una manera simple, no lo tomes literal porque no es eso lo que ocurre) y al “fortalecerlo” es capaz de tolerar el kilometraje diario sin gran estrés…pero un principiante seguramente sienta dolor si corre 8km todos los días durante una semana sin dias de descanso en el medio….porque para su estructura tendinosa-esquelética eso es una carga a la cual no está habituado. (por mas que a nivel cardiovascular y muscular vaya “sobrado”….

 

Lo mismo sucede si alguien solía correr 40km semanales y de golpe sube a 55km, o si pasa de hacer fondos de 12km los domingos a fondos de 18km… o si hacia solo un fondo de 15km por semana y empieza a hacer dos, todas las semanas durante 3-4 semanas…, o cuando se inicia un entrenamiento de doble horario….¿se entiende el concepto?…cada vez que nos entusiasmamos y subimos la carga de entrenamiento de forma brusca sin darle tiempo al hueso y tendones a que se vayan acostumbrando…eso es un error de entrenamiento que somete al periostio a un estrés que no puede compensar y ahí aparece la lesion.

 

 

 

Paréntesis…los músculos en 1-2 semanas se adaptan a la sobrecarga..los tendones ligamentos y huesos requieren 3 a 6 meses de adaptación…así que pasar de 50km semanales a 80km semanales nunca debe hacerse en un tiempo menor a 4 meses…alguien que empezó a correr este año no debería correr una media maratón y mucho menos una maratón!! (si quiere estar libre de lesiones obvio)…y alguien que estuvo parado sin entrenar por un mes o mas, no debería correr una media maratón a las 3 semanas de retomar su entrenamiento, ni pretender volver al kilometraje semanal que tenia previo a la lesión en tan solo un par de semanas…..respetar los tiempos de adaptación del organismo es la clave para sacarle el maximo jugo al entrenamiento y evitar las lesiones.

 

 

Creo que acabo de describir la situación del 70% de quienes han padecido o están padeciendo una periostitis…si ud no entra en ninguno de los grupos ya mencionados, siga leyendo que ahora voy a tratar los otros errores frecuentes del entrenamiento que llevan a la periostitis:

 

 

El periostio también se irrita cuando el hueso debe soportar vibraciones más fuertes o durante un tiempo más prolongado del habitual. Cada vez que pisamos transmitimos ese impacto hacia arriba por las piernas hasta la columna…según la persona, será la tolerancia al estrés (alguien con huesos debilitados por osteoporosis por ejemplo tolerara menos impactos)…correr durante mucho tiempo sin estar habituado a eso puede superar la resistencia del hueso y causar periostitis, o correr el mismo tiempo de siempre pero en terrenos duros o con calzado que no amortigue bien hace que esas fuerzas de impacto sean mayores y el tiempo de tolerancia se acorte. 

 

 

Con esto surge otros grupos de riesgo para periostitis: 

 

 

– Principiantes (léase corredor con menos de 3 años de experiencia) que corre a diario, que corre fondos de 2 horas, o que estando habituado a fondos de 1:15, pasa a fondos de 2 horas de una semana a la siguiente, sin sumar descanso ni hacerlo de forma gradual.

 

– Cualquier persona que corra siempre por la ruta, por la calle, por las ciclo-vías o por la rambla, o que estando habituada al terrenos blandos (tierra, pasto) cambia parte de su kilometraje semanal por terrenos mas urbanos.

 

– Persona que no lleva en control del kilometraje en su calzado y sigue corriendo pese a haber superado la vida útil de éstos (un calzado que no amortigue el impacto lleva a periostitis aunque se corra por pasto siempre)

 

– Una persona que pese 85kg y use calzado para corredores de 60kg no tendrá la amortiguación que necesita

 

– Alguien que use calzado de competencia para tiradas largas y lentas tiene mas riesgo (el calzado de competencia esta hecho para ir rápido y para gente liviana y eficiente, gente que tolera 10-21-42km casi sin amortiguación pero lo hace 2 veces al año..el resto del año usa calzado amortiguado…usan el cazado de carrera sabiendo que no los protege, pero no importa porque el día de la carrera quieren rendir, ganar sus miles de dólares y si después no pueden correr por 2 semanas por el dolor que les queda no importa, su próxima competencia es en 6 meses y tienen tiempo de sobra para recuperarse. (Nada que ver a la realidad del uruguayo común y corriente que compite 25 fechas al año más algunas de 21k y un par de maratones)

 

 

Sobre el tratamiento

 

 

Obviamente no voy a dejar los piques de tratamiento porque sino me quedo sin pacientes, pero hay que mencionar las básicas.

 

 

La periostitis a veces es “sobre auto-diagnosticada” (y lo pongo entre paréntesis porque me refiero a que el corredor siempre asume que todo dolor en esta zona es una periostitis y en vez de consultar empiezan un tratamiento por su cuenta).

 

 

No todo dolor en pantorrilla en una persona que comete errores en su entrenamiento es una periostitis, a veces se pasa por una fase temprana en la que solo hay una contractura a nivel del músculo tibial anterior (producto de la sobrecarga de kilómetros o de forzarlo a amortiguar el impacto al correr en terreno duro o con calzado que no amortigue o si somos pronadores y corremos con neutros)… en esta etapa el tratamiento es diferente, con masajes, elongación y tens en vez de hielo y ultrasonidos.

 

 

 

El tape es útil tanto en la contractura como el la periostitis ya instalada, pero la técnica de aplicación es diferente para cada caso así que hacer diagnostico correcto entre ambas es requisito indispensable para que la terapia k-tape sea efectiva (después no digas “a mi la cinta no me hizo nada” si te la puso un profe de gimnasia o un masajista o un fisioterapeuta que pensó que tenias periostitis cuando era una contractura en realidad).

 

 

Usar medias de compresión reduce las vibraciones a nivel de pierna y puede permitirle tolerar mas kilómetros a alguien con periostitis

 

 

El corredor es un ser con alta tolerancia al dolor y es frecuente que demoremos la consulta y entrenemos varias semanas con dolor antes de ir al medico, obviamente sabemos que nos van a mandar reposo y es lo que menos queremos hacer;… sobre esto quiero decir 3 cosas: 

 

 

Primero que la periostitis que no se trata y se deja evolucionar es cada vez mas difícil de tratar y llevará mas tiempo la rehabilitación, 

 

 

Segundo que si seguimos estresando al hueso con impacto y “tironeamientos” musculares podemos llegar a provocar una fractura (si, la periostitis es la etapa temprana de una fractura por estrés), y eso si que nos va a dejar fuera de carrera y entrenamiento durante 6 meses o mas s. 

 

 

Y en tercer lugar que un deportólogo pocas veces le mandara reposo (un traumatólogo capaz que si…pero nosotros somos como Uds..nos gusta movernos jaja)  hablando enserio, una parte importante del tratamiento es diminuir las cargas y el impacto, a lo mejor haya que suprimirlas por completo durante 15 días o mas, mientras se aplican tratamientos analgésicos y antiinflamatorios así como fisioterapia…pero eso no significa quedarse quieto, por suerte sabemos sobre entrenamiento cruzado y el deportista puede entrenar en la bici o en la pileta para no perder la forma física ni masa muscular, luego podrá a pasar a entrenar en una elíptica, con un gesto deportivo mas parecido a la carrera, cargando la pierna pero sin impacto, y luego si, de manera progresiva retomar el entrenamiento habitual (progresiva significa que tardará 1-2 meses en retomar la intensidad y el volumen que tenia previo a la lesión y que seguro no va a competir hasta pasados los 4 meses de la primera consulta con el medico), siempre habiendo identificado y corregido el error que llevo a la periostitis en primer lugar para evitar las recidivas.

 

 

 

FUENTE LAURA DEL PUERTO http://correruruguay.blogspot.com/2013/07/periostitis.html

 

One Comment

  1. ana etchevarne

    23 febrero, 2014 at 17:06

    gracias geodeportes por los aportes de estos articulos ya que aprendemos mucho y son muy interesantes y beneficiosos gracias!!!! me gustan mucho

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *