Geo Deportes

Como exigir menos tus rodillas y prevenir lesiones

1

Aún con el paso del tiempo y las innovaciones en calzado, la rodilla es la zona del cuerpo de un deportista que mas suele lesionarse.

Así, según algunas investigaciones el 42% de las lesiones en atletas suelen ser en las rodillas, siendo las mas típicas: el síndrome patelofemoral, lesiones de meniscos y la tendinitis rotuliana.

Por ello, evitar las lesiones en rodillas (y en todas las zonas de nuestro cuerpo) es vital para quien desea tener constancia y rendir al máximo durante la temporada deportiva.

Para lograr la prevención de lesiones en esa zona de nuestro cuerpo, un Estudio (Lenhart et al) analizó los de qué manera afecta a nuestras rodillas modificar la cadencia.

Es importante aclarar que, la cadencia es la cantidad de pasos por minuto que damos mientras corremos, a mayor cantidad de pasos mayor será nuestra cadencia y viceversa.

EL ESTUDIO

Cómo ya mencionamos, el propósito del Estudio fue determinar en qué medida la alteración de la frecuencia de zancada (cadencia) afecta las fuerzas musculares internas y las cargas de la artículación de la rodilla.

Para determinar los efectos de la modificación de la cadencia en las cargas de rodilla, los investigadores establecieron la cadencia usual de cada uno de los participantes, y en base a ella, hicieron pruebas de la siguiente manera:

-corriendo con una reducción de la cantidad de pasos por minuto del un 10%.

– corriendo con la cadencia preferida del deportista.

– corriendo con un aumento de la cadencia de un 10%.

RESULTADOS

De las pruebas surgió un incremento del 10% de la cantidad de pasos por minutos al correr, redujo la fuerza soportada por la articulación patelofemoral en un 14%.

Asimismo, se detectó que las fuerzas musculares se redujeron en cadera, rodilla y tobillos.

El aumento de la cadencia produjo un aumento del trabajo de rectofemoral y tendón de la corva (El tendón de la corva se encuentra en la parte opuesta al cuádriceps, en la parte posterior. Es un tendón que compone de tres músculos: el bíceps femoral, el semimembranoso y el semitendinoso, que unen el isquion (que es el hueso en que se insertan en los glúteos, es decir, el que apoyamos cuando estamos sentados) con la tibia y el peroné, y se localiza en la parte posterior de la rodilla o zona poplítea. Su función es la de flexionar y rotar la rodilla lateralmente y extender el muslo)

En base a dichos resultados, los investigadores concluyeron que el aumento de la frecuencia de pasos (cadencia) es una estrategia efectiva para reducir las fuerzas de la articulación patelofemoral y puede ser eficaz en la modulación de los factores biomecánicos que pueden contribuir al dolor patelofemoral y de rodilla.

Es decir, aumentar la cadencia podría reducir las cargas que debe soportar nuestras rodillas y de esta manera podría ser una excelente manera de evitar lesiones.

La importancia de reducción de las cargas en rodillas, surge del hecho que en cada zancada que damos mientras corremos, cada una de nuestras piernas soportan impactos poderosos. Por ejemplo, en una persona de 70 kilos, 10 minutos corriendo significa que tus piernas soportan aproximadamente 252.000 kilogramos.

Al correr el impacto del pie en el suelo produce una “onda de choque” que se transmite a través del sistema esquelético humano. Esta onda de choque es atenuada por la deformación de la tierra, las zapatillas, y el trabajo de nuestros músculos y demás tejidos.
Estos impactos, pueden dañar nuestras extremidades y generar lesiones, por lo que intentar minimizar sus efectos es un aspecto importante para quienes desean lograr ser constantes en el running.

tomado del blog de German Tozdjian

2 Comments

  1. ines bilche

    16 septiembre, 2014 at 23:53

    gracias por la informacion

    • admin

      17 septiembre, 2014 at 15:16

      a ustedes por visitarnos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *